InicioTratamiento › Anemia

  

Email This Page
 
Print Friendly

Anemia y Insuficiencia Cardíaca

Los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) pueden tener un problemas asociado anemia, una disminución en el número de eritrocitos (glóbulos rojos de la sangre) (GRS) Los glóbulos rojos son componentes que llevan oxigeno. Aun por si sola la anemia puede causar síntomas de respiración corta y fatiga, similar a los síntomas de insuficiencia cardiaca. Un conteo bajo de los glóbulos rojos (hematocrito) limita la cantidad de oxigeno que se lleva al cuerpo, el cual hace que el corazón trabaje mucho más. En efecto, como la severidad de la ICC (Insuficiencia Cardiaca Congestiva, CHF en ingles) progresa, los resultados de anemia aumenta, y una anemia severa debido a cualquier causa puede empeorar la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF en ingles). Debido a esta relación entre ambas (insuficiencia cardiaca congestiva y anemia) el tratamiento de la anemia puede ser una parte importante dentro de la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF).

Hay dos medicamentos, la eytropeietina y la darbepoetina alfa, estimulan el aumento de la producción de glóbulos rojos en la medula ósea. Estas medicinas requieren ser administradas por medio de una inyección (como la insulina) generalmente cada 1-4 semanas. Este puede ayudar a la gente con insuficiencia cardiaca para tratar su anemia, cuando es debido a una inadecuada producción por la medula ósea.

En general, la anemia severa puede también ser tratada con vitaminas o transfusiones de sangre.